miércoles, 29 de junio de 2016

DON MIGUEL VENDRELL Y PUIG, INGENIERO, ARQUITECTO E INVENTOR.

“Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, haz cosas dignas de escribirse” Benjamín Franklin. Por: Miguel Salvador Rodríguez Azueta Hace algunos años leí el documento: “Trece Leyendas e historias de la ciudad de Veracruz” (1943) obra del Ing. Juan José González, quien alguna vez fuera cronista de la ciudad de Veracruz. En dicha obra, el Ingeniero González dice haberse basado en documentos originales del archivo colonial, lo que hoy en día es el archivo histórico municipal, así lo comenta en el capítulo sobre la leyenda de la Condesa de Malibran. Algunos relatos llamaron mi atención y confieso que utilice el de Preciado Serrano, para una de mis novelas (La Pesadilla Jarocha 2010), sin embargo uno de ellos, llamaba poderosamente mi atención, porque pensé que se trataba de una narración fantástica, poco creíble, la referente a don Miguel Vendrell y Puig. Mi imaginación voló cuando imagine el episodio del vehículo terrestre impulsado por el viento. Reí imaginando la sorpresa del vecindario de la Nueva Veracruz al observar el extraño vehículo cruzar la ciudad hasta la hacienda de doña Beatriz y de ahí a los hornos de medina y de regreso, todo con el apoyo de velas y el impulso de aire; una especie de Windbuggy o Carrovelismo de la actualidad (para darse una idea checar https://www.youtube.com/watch?v=INRlngCPFOw Quiero ser franco, en verdad pensé que dicha anécdota era algo irreal, propio de alguno de nuestros tipos pintorescos del pasado (Lunáticos). Con el paso del tiempo y al estar ahondando sobre la investigación de doña Beatriz del Real, me topé con un documento que confirmaba, no sólo la existencia del inventor catalán Miguel Vendrell, sino que efectivamente existía el documento del que hablaba González en su obra de 1943. Fue gracias al artículo: “Un dibujo de don Miguel Vendrell y Puig, para una casa en la plaza mayor de la ciudad de Oaxaca”, del maestro Sebastián Van DoesBurg, que el misterio empezó a ser develado. De acuerdo a la investigación del maestro Van Doesburg, al no ser tomado en cuenta su aportación para construir una máquina que serviría para el abasto de agua potable del rio Jamapa a la ciudad de la Nueva Veracruz, don Miguel Vendrell se trasladó a Ometepec-Acapulco, donde trabajó en la adecuación de una embarcación y posteriormente se trasladó a la ciudad de Oaxaca donde presentó algunos proyectos arquitectónicos que si fueron valorados, siendo esa ciudad la que adoptara su talento. En dicha ciudad Vendrell elaboró presupuestos, construyó y remodeló viviendas, por ejemplo las casas reales, una casa mata y la céntrica casa de un distinguido señor de apellido Martínez, que hoy en día alberga la Galería de Arte Contemporáneo Manuel García. Por el momento se desconoce el lugar y fecha de su muerte, sin embargo aún hay un dato mucho más impactante y que es el que quisiera tocar a profundidad. Después de consultar las fuentes del maestro Sebastián, quise corroborar algunos otros datos e investigar en el archivo y biblioteca histórica de la ciudad de Veracruz, en este último, efectivamente, existe un expediente sobre el proyecto de introducción de agua potable a la nueva Veracruz, mismo que Marco Antonio Jocobo, detalla en su obra “Aportes para la historia del abasto de agua potable al puerto de Veracruz, el acueducto del rio Jamapa”, un trabajo muy bien documentado en diversos archivos nacionales y extranjeros. Ahora bien, los documentos del archivo histórico del municipio de Veracruz se encuentran ya en muy mal estado por el paso del tiempo, por lo que parecía una empresa titánica poder hallar el escrito de Miguel Vendrell, si es que existía. Desafortunadamente no lo encontré dentro de los expedientes relativos al proyecto de agua potable, pero, ¡Eureka! Ahondando en la investigación, hallé un archivo en la librería de la Universidad William&Mary, ubicada en Virginia, Estados Unidos intitulado: Miguel Vendrell y Puig, Mathematical Disseration, (https://digitalarchive.wm.edu/handle/10288/18048) como pude, accedí a ellos y ¡Cáspita! ¡Voilá! El documento original apareció ante mis ojos, llenándome se sentimientos polares, pues si bien estaba feliz por haberlo encontrado, surgían algunas preguntas lógicas, entre ellas la más importante: ¿Como el documento propiedad del municipio veracruzano estaba en la Librería de la Universidad de Virgina? ¿Cómo? ¿Cuándo? Y ¿Por qué? el documento original estaba en dicha Universidad. Indignación, es la única palabra que cabe mientras escribo esta líneas, pues los documentos escaneados fechados el 4 de septiembre de 1794 presentan en la parte superior izquierda una foliación del número 53 y termina con el 70, lo que nos hace suponer que pertenecían a un expediente principal y por lo tanto se deduce que fueron sustraídos del expediente relativo a los trabajos de introducción de agua del rio Jamapa. Las 21 fojas se encuentran escaneadas y pueden ser consultadas en la siguiente liga: https://digitalarchive.wm.edu/handle/10288/18048. Ahora bien, independientemente que como veracruzano y ciudadano responsable solicite a la autoridades se investigue el ¿Cómo, cuándo y Quien? , creo que hoy es importante darle su lugar al Ingeniero Miguel Vendrell en la historia de nuestra ciudad, como a muchos otros talentos e inventores de la actualidad. Tal vez el ingeniero Vendrell no tenía un carácter agradable- ¿Qué genio lo tiene? O tal vez no contaba con las relaciones sociales, pues el mismo dice en su escrito: “Conosco que los progresos del entendimiento sino ban acompañados de algún valimiento que los caracterise suelen ser poco atendidos y a veces despreciados, como puede inferirse de estos tres ironicos paralelos por haberme sucedido en este Pais” (pág. 61 documento original) Así las cosas, el precursor del deporte extremo del Carrovelismo en Veracruz y arquitecto valorado en Oaxaca, fue olvidado por los veracruzanos y solo existe una calle que lleva el nombre de Vendrell, ignorándose si es por el ilustre inventor del siglo XVIII. Nota: Agradezco el tiempo y atenciones de la directora del Archivo y Biblioteca Histórica, Arq. Concepción Díaz Chazaro, quien compartió sus comentarios con un servidor. @miguel_salvador Fuentes Consultadas Archivo y Biblioteca Histórica de Veracruz 1791.- Arquitectos para la obra de Rio Jamapa C.41 vol.43 F112 1791 Obra del Rio Jamapa, 50,000 pesos C41 Vol. 43 F133 1794.- Conducción de agua a la ciudad C.49 Vol. 55 F 6,16,32,39,48,54,55. C.53 Vol 51F9 Precio y estado de conducción 1802.- C.43 ol.47 F36 Agua Rio Jamapa González, Juan José, Trece Leyendas de la ciudad de Veracruz, Veracruz 1943. Jacobo, Marco Antonio, Aportes para la historia del abasto de agua potable al puerto de Veracruz, el acueducto del rio Jamapa. Universidad autónoma metropolita. http://www.izt.uam.mx/newpage/contactos/anterior/n41ne/jamapa.pdfna. Van DoesBurg, Sebastian, Un dibujo de don Miguel Vendrel y Puig, para una casa en la plaza mayor de la ciudad de Oaxaca. Vendrell Puig, Miguel, Disertaciones Matematicas/ 4 septiembre de 1794/ 21 Fojas. Universidad William&Mary, https://digitalarchive.wm.edu/handle/10288/18048